Nuestros principios

Margen de seguridad: hacemos valoraciones conservadoras y a esas valoraciones les exigimos un descuento significativo. Si hay menos de un 70% de potencial, no compramos.

 

Concentración: tenemos unas 20 empresas, sólo queremos tener nuestras mejores ideas. Una cartera de 20-25 empresas no tiene necesariamente mayor riesgo que una de 100, los estudios demuestran que a partir de 12-15 empresas (de países y sectores distintos) la incorporación de nuevas compañías no reduce el riesgo, lo que se reduce es el conocimiento y la exigencia de margen de seguridad. El riesgo se reduce conociendo en profundidad a la compañía, no simplemente añadiendo empresas.

 

Liquidez: nos gusta mantener una posición holgada de liquidez, pero no intentamos predecir los movimientos del mercado. Si encontramos un buen negocio a precio razonable, invertimos. Si no, esperamos. Así de sencillo.

 

Errores: sabemos que cometeremos algunos. Estamos continuamente trabajando para evitarlos. Cuando nos encontremos con alguna empresa en la que nuestra tesis era errónea, reconoceremos el error, lo corregiremos lo antes posible (saldremos de la posición sin esperar a ver qué pasa) y aprenderemos para no volver a repetirlo.

 

Opciones: usamos opciones para una pequeña parte de la exposición ya que nos proporcionan un extra de rentabilidad sin un riesgo adicional al de comprar/vender las acciones directamente.

Cobertura divisa: normalmente no cubrimos divisa salvo que ésta se encuentre muy alejada (en nuestra contra) de la Purchasing Power Parity.

Sin restricciones: hay fondos limitados a una determinada área geográfica (p.e. fondos ibéricos, europeos, etc.) o fondos que por su tamaño sólo pueden invertir en empresas medianas/grandes. No es nuestro caso.

 

Los gestores tenemos gran parte del patrimonio familiar invertido en el fondo, con lo que la alineación de intereses con el resto de inversores es total.